¿Tos infinita? ¡Cúratela con estos remedios naturales!

¿Tos infinita? ¡Cúratela con estos remedios naturales!

La tos es la forma que tiene el cuerpo de limpiar las vías respiratorias de bacterias, polen o virus. Una tos crónica es, normalmente, indicio de alguna enfermedad que puede ser seria. Sin embargo, la tos resulta para la mayoría de las personas solo una molestia con la que tienen que lidiar de vez en vez.

En casos de ataques de tos muchos recomiendan el uso de algunos remedios naturales que pueden ser fácilmente preparados en casa.

 

Los mejores remedios caseros

Cuando hablamos de remedios caseros para cualquier enfermedad leve enseguida pensamos en la abuelita que nos acompañó en nuestra infancia. Los famosos jarabes de miel para aliviar la garganta hinchada y la tos es uno de los favoritos. Siempre se recomienda mezclar la miel con aceite de coco para lograr mejores resultados e incluso con té de pimienta negra.

El limón es uno de esos universales para la tos. Se puede mezclar con la misma miel e incluso con sal para lograr que la garganta irritada se alivie. También se recomienda el jengibre por sus propiedades antihistamínicas y su capacidad de descongestionar. Un té de jengibre es fácil de preparar y puede ser mezclado con miel y limón al momento de beberse.

Uno de los clásicos son las gárgaras de agua con sal. Este remedio permite cicatrizar la garganta y aliviar el dolor que causa la tos constante, además de su efecto antibacteriano.

Es importante tener en cuenta que en momentos de mucha tos lo principal es beber mucho líquido, ya sea agua o las bebidas calientes que se han mencionado con anterioridad.

El ambiente seco es perjudicial para la garganta irritada y la tos, por lo que es recomendable el uso de humidificadores en las habitaciones. Una ducha caliente es también perfecta para humedecer la garganta, gracias al vapor que sale del agua hirviendo.